La resistencia y la protesta son de los pueblos, no de los gobiernos

La Parada

Comunicado realizado por algunas individualidades hartas de las miserias de la política de derecha e izquierda (con el auspicio de la “Mafia de los Huevitos de Codorniz”) sobre “los infiltrados” y la supuesta “agresión” a Susana Villarán en la inauguración de la “Cumbre de los Pueblos”.

La noche de la inauguración de la Cumbre de los Pueblos, algunas individualidades decidimos manifestar nuestro rechazo a la presencia de la Alcaldesa Susana Villarán como “invitada de honor” y nuestra solidaridad con los sectores de la población de Lima que han sido y están siendo afectadxs – no en algún pueblo recóndito del interior, sino en el corazón de esta nociva ciudad, y a pocas cuadras del evento- por las políticas municipales de su actual gestión autodenominada “progresista” y de izquierda. Está gestión – al igual o peor que una de “derecha”– ha emprendido una serie de políticas y proyectos de “modernización” que están teniendo consecuencia terribles para los sectores más vulnerables y precarios de la ciudad, teniendo sus casos más trágicos en el asesinato y estigmatización de 4 personas en “La Parada” (2012), la muerte de una anciana vendedora y miles de mujeres y hombres, vendedoras ambulantes, artistas callejeros, artesanxs, trabajadorxs sexuales, humillad@s por serenazgo en el Centro de Lima (2014), o las más de 2 mil familias que van a ser afectadas y ya están siendo despojadas de sus viviendas y desplazadas violentamente para la construcción de la mega infraestructura Vía Parque Rímac, como es el caso del barrio Huascarán y otros de las laderas y alrededores del curso del río Rímac.

La Cumbre de los Pueblos, debiera ser justamente de los pueblos, y no una tribuna para lavar o pintar de verde la cara a políticos y gobiernos. Es una gran contradicción que una Cumbre de este tipo, que dice representar a los pueblos que luchan o están siendo afectados por los grandes capitales, se tenga de invitada de honor precisamente, a la última promotora urbana de los grandes capitales, de políticas de desalojos, persecución y desplazamiento de trabajadorxs y personas precarias: limpieza social de las calles del Centro de Lima, requerida para beneficiar a los grandes capitales inmobiliarios, el turismo internacional y los negocios de ocio dirigidos a la clase media “aspiracional” y la clase alta.

Estos casos son una clara muestra de las tendencias autoritarias de las actuales transformaciones del espacio urbano promovidas a favor de las grandes inversiones. “Lima necesita modernizarse” y “¡Lima no puede parar!” – eslogans de campaña de Villarán- han sido el grito inicial más elocuente de este proyecto de clase-etnia para Lima. Un proceso en curso que va cobrando fuerza y cobrando vidas. El actual reino de la mercancía y del dinero avanza limpiando calles y barrios, arrasando personas y tratándolas como población excedente, como si fueran simples objetos-sujetos inservibles, convirtiendo el territorio urbano en mercancía.

Los “infiltrados”

Ahora resulta que los propagandistas, izquierdistas/villaranistas denuncian la “infiltración” en el evento, incluidos los “organizadores” de la Cumbre (burócratas sindicales, oenegeros y futuros aspirantes al poder). Con sus cacareos cobardes repiten los disparates de siempre: “gente pagada por las mafias”, “revocadores” o “partidarios de Castañeda”. Incluso fantasean, con gran vocación policiaca y criminalizadora, e incitando a la persecución, que se trataría de “infiltrados del MOVADEF”. Les decimos: ya perdieron… ¡superen sus alucinaciones de campaña electoral y sus traumas!

Protestar es un acto político, de desobediencia, necesario ante el despliegue del Poder y sus medidas autoritarias. No soportamos más complicidad y silencios. Patético – aunque no nos sorprende – el doble, triple… discurso de ciertos grupos supuestamente “críticos”, de izquierda, “progresistas”, que dicen defender los intereses populares, embanderar las luchas por el derecho a la protesta, a la libertad de expresión, y contra la censura, pero que, sin embargo, cuando están del lado de gobiernos o cuando han conseguido alguna migaja de poder, se comportan tan igual que los grupos de derecha, “intolerantes” y policiacos, reduciendo (e intentando criminalizar) un acto de protesta simbólica a un hecho “vandálico”. Pidiendo represión, policía o serenazgos para que pongan orden en “su” cumbre.

¿Villarán, su red de clientelaje político y “activistas” que solo protestan financiados por ONGs, o hacen pasar su trabajo asalariado como “trabajo político”, son los únicos que pueden protestar? Si otrxs lo hacen, reducen la protesta a adjetivos como: “infiltrados”, “agentes de la mafia”, “agentes de la CIA”, “sacos”, “sectarios”, “miembros de MOVADEF”. Recuerda mucho a los lamentables calificativos a los que se ha reducido la justa protesta de lxs trabajadores de la parada y vendedor@s ambulantes: delincuentes, agentes de la mafia, ratas, corruptos, sucios, opuestos al desarrollo y la modernidad. Cuando los partidarios del poder son desbordados por formas de protesta autónoma e “incontrolable” no les queda más que la criminalización y la estigmatización, como buenos agentes de mantenimiento del Orden establecido.

el precio de la modernización

Las “agresiones” a Susana Villarán

La señora Susana Villarán denuncia “agresiones” y “violencia”. Violencia es la que usted, señora Villarán, y su fascista Gerenta de Fiscalización vienen ejerciendo contra l@s vendedores ambulantes. Violentos fueron sus operativos “mal planificados” y calculados políticamente, y que terminaron en el asesinato de 4 personas – para usted y su gente solo “4 choros menos” – y la estigmatización de un barrio y mercado popular. Violentas son sus declaraciones racistas-clasistas, las de sus funcionarios y sus voceros de campaña, que solo llenan de insultos – como eso de que “los nuevos ricos son horrorosos” – y estigmatizaciones a personas trabajadoras que subsisten y construyen con sus propios méritos, no por los favores de sus redes de parentesco y privilegios de clase de los que usted goza como buena descendiente de la vieja oligarquía peruana. Violencia el haber declarado una “Guerra” a los sectores más vulnerables, sin siquiera estar dando “alternativas” a la necesidad de subsistencia de miles de mujeres, hombres, jóvenes, ancianos, como mínimamente le correspondería hacer a cualquier proyecto que se llame “progresista”, o que sencillamente sepa ponerse en lugar y necesidad del otro.

Qué hipocresía ahora de su parte victimizarse y denunciar “agresión” y “violencia”, sentirse insultada, cuando usted y su séquito de alcahuetes estaban a buena distancia de lxs compañerxs que subieron a extender la banderola y a gritarle: “¡¡¡VILLARÁN MENTIROSA, VILLARÁN REPRESIVA….LA PARADA, HUASCARÁN Y LOS AMBULANTES NO TE OLVIDAN!!!” Fue tan solo una descripción de lo que usted es. Los videos están para demostrarlo.

Usted ha escogido promover los intereses de su clase, y ensañárselas con los más vulnerables. Nosotrxs, descendientes de provincianxs, migrantes en su violenta ciudad, con abuel@s y familiares que trabajaron mucho en mercados populares similares a La Parada, y que también fueron sometidos a la violencia de las municipalidades, y con amigxs y compañerxs que viven del comercio ambulatorio, del trabajo en las calles, y que conocen muy bien el dolor de los golpes y humillaciones de sus policías municipales, decidimos aguarle su presentación y hacer este acto simbólico, y que mínimamente se vea cuestionada antes de terminar su gestión: Ninguna “Tolerancia” para quienes hablan de ella con las manos llenas de sangre.“V”, de venganza.

la parada 01

Sobre La Parada y otros temas

La banderola desplegada era un forma de hacer recordar el autoritarismo y la violencia que cobró la vida de 4 personas, más de 100 heridos y más de 100 personas encarceladas por un año sin el “debido proceso” que tanto dicen promover los demócratas y su justicia, así como la total impunidad de policías y políticos por todos estos hechos sangrientos.

Hace meses l@s comerciantes de La Parada, no los grandes mayoristas que fueron beneficiados por Susana Villarán en Santa Anita, sino comerciantes intermedios, minoristas, ambulantes, estibadores, recicladores, vienen protestando haciendo vigilias, marchas, y son ignorados. Y nosotros lo conocemos muy bien. Sus reclamos no se reducen a estar contra la “modernidad” o ser “opuestos al desarrollo”, casi incivilizados y “lumpenescos” como dicen todos los villaranistas. Se trata de personas, en su mayoría mujeres, de condición humilde, que se quedan sin trabajo, luego de décadas de trabajar en una zona.

Con el caso La Parada vemos como estos sectores progresistas actúan como cualquier otro proyecto político autoritario de la historia política peruana. El proceso de desalojo de la Parada ha sido “irregular”: desde promulgar ordenanzas y resoluciones para evadir un proceso judicial de desalojo, ya que el derecho real de posesión sólo podía quebrarse luego de una sentencia, proceso que evadieron –primera evidencia de burla a la justicia formal que apelan-, seguido del uso y complicidad que se tuvo con la policía, a la cual pagaron para que proteja la zona, muestra de ello son las diferentes ordenanzas que consignan el pago de incentivos a la policía, que se encargaba de hostigar y finalmente desalojar a lxs trabajadores de la zona, asimismo, ya que estas medidas no funcionaron, se terminó por recurrir a un proceso de clausura, sin si quiera notificar la resolución con 7 días de anticipación, burlando una vez más ese debido proceso, en nombre de la ley, que dicen respetar. Y es que las leyes siempre están prestas a servir al Capital, los amparan. La MML abusó de su poder municipal y se cometieron estas arbitrariedades, convirtiéndose en una verdadera dictadura municipal.

L@s que quieran ser ciegos, sordos, indiferentes o avalen políticas abusivas, seguirán repitiendo su perorata sobre que en La Parada solo hay mafias y millonarios, sin siquiera ponerse a contrastar sus fuentes en “google”. No se desvivan en repetir esto: los mayoristas hace tiempo ya están en Santa Anita, y más bien pregúntense por las mafias que validan en la gestión de Villarán, esa misma compuesta por su parentela y burócratas corruptos de la MML y EMMSA como acaba de denunciarse en el caso del hermano de la alcaldesa. Indígnense e insistan por respuestas claras. Los comerciantes hace tiempo denunciaban los pedidos de soborno, y con esto se confirma que la gestión de la señora Villarán poco tiene de “Honestidad”, como se jactaba.

Pero esto no fue el único tema, sino como se mencionan al inicio los otros casos. Pudimos repartir también volantes informativos a muchos asistentes en quienes tuvimos bastante recepción, además de tener sus felicitaciones y solidaridad. Gran parte de los asistentes, abuchearon desde su ingreso a la alcaldesa y eso nos animó a continuar con la acción directa. En el momento fue grato coincidir inesperadamente con compañeros que también manifestaban su descontento por el anuncio de invitación de los presidentes Evo Morales y Rafael Correa, así como la presencia de otros políticos, lo cual puede escucharse muy bien en los videos. Está grata coincidencia nos muestra cómo se repite el mismo patrón de autoritarismo y despojo en otras regiones por gobernantes que dicen ser de izquierda o pretenden sorprender a la tribuna internacional con su discurso pachamamista, mientras siguen con sus políticas desarrollistas extractivas, con sus planes de atravesar con carreteras parques naturales como el TIPNIS (parte del megaproyecto de depredación IIRSA), queriendo jugar con la energía nuclear o que no dudan en criminalizar y encarcelar a compañerxs que se oponen, actuando como cualquier gobierno de derecha.

No somos seguidores de ningún gobernante o partido político, porque ninguno de ellos puede encarnar nuestra meta final. Proponemos: auto-organización horizontal, acción directa, apoyo mutuo y construcción de la una real autonomía de los pueblos.

Recalcamos el espíritu de la manifestación de ayer:
¡Las Cumbres son de los Pueblos, no de los gobiernos y políticos!
¡No a la instrumentalización y uso político de las luchas de los pueblos en defensa de la Tierra!
¡Por la Tierra y contra el Capital!
Solidaridad y difusión.

Algunas individualidades hartas de las miserias de la política de derecha e izquierda
(con el auspicio de la “Mafia de los Huevitos de Codorniz”)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *